Los patios

Los patios de las casas palacio en Segovia son muy abundantes y bellos, desgraciadamente la mayoría no se pueden visitar por ser de propiedad particular, sin embargo, hay un buen puñado de ellos que por pertenecer a edificios públicos, salas de exposiciones y museos sí podemos ver, en los otros, si pillamos un portón abierto, lo que suele ocurrir de vez en cuando entre semana, nos asomaremos brevemente a echar un vistazo.

Patio de los del Río.

Patio de los Torreagero.

Patio Aspiroz

Patio Aspiroz

En su mayoría se construyeron entre los siglos XV y XVI, aunque en las Canongías, el barrio más románico, se encuentran algunos más antiguos. Todos ellos tienen unas características muy concretas, como el acceso desde la entrada principal es en forma de codo, nunca directamente. De esta manera se podía frenar un ataque a la casa o palacio permitiendo la huída o una mejor defensa de sus habitantes y también aportando mayor privacidad a la vida familiar, herencia sin duda del pasado mudéjar de la ciudad.
De los cuatro lado, tres están normalmente porticados con columnas que pueden ser de madera o piedra, adornadas en algunos casos con los escudos de las familias nobiliarias, que nos hablan de los propietarios de los inmuebles.

En la pared lisa, no porticada, es donde se solía encontrar el famoso esgrafiado segoviano utilizado para adornarla. Aún podemos verlo en muchos de estos patios.
Eran zona de paso y en casi todos se encontraba un pozo o un aljibe donde recoger el agua de lluvia, y en los casos más privilegiados el agua que llegaba directamente desde el canal del Acueducto.

Patio del archivo

Patio del archivo

Patio segoviano

Patio segoviano

Suelen tener dos o tres plantas a lo sumo, normalmente construidas sobre entramado de madera , las galerías superiores solían usarse como secaderos de paños y lanas. Aquí os dejamos más ejemplos

Patio de los Rueda.

Patio de los Rueda

Patio de los Rueda

Patio de los Rueda. Galería